Viajeros de la Generación Beat

La Generación Beat, compuesta por Allen Ginsberg, William Burroughs y Jack Kerouac como protagonistas principales fue una pandilla de amigos con muchas ansias de vagar.

Jack  Kerouac fue quien inventó el viaje on the road a partir de su homónima novela publicada en 1957 basada en sus aventuras con el gran Neal Cassady a lo largo de la route 66. Los hechos que describe On the road sucedieron a finales de los cuarenta y desde entonces los miembros de la Generación Beat no dejaron de viajar, dejando atrás sus años de bohemia en el Greenwich Village neoyorkino.

William Burroughs que poco antes se había automutilado un dedo cuando le dejó su amante Jack Anderson, mató por error a su mujer Joan Anderson de un tiro en la cabeza, practicando, con poca fortuna, el juego de Guillermo Tell. Sucedió en algún lugar, después de numerosos viajes por Suramérica donde el más yonkie de los beatniks disfrutaba de lo lindo con la ayaguasca. De ese periodo surgen las Yage Letters que se escribió con Allen Ginsberg y que Lawrence Ferlingetti publicó para City Lights en 1966.

00174

Después del fatal incidente, Burroughs se dio a la fuga y se escondió en Tánger donde acabó escribiendo la delirante Naked Lunch. Sus amigos Kerouac y Ginsberg tuvieron que ir a rescatarle cuando el abuso de drogas casi acaba con su vida. En 1958 se estableció en París en lo que vino a llamarse el Beat Hotel y se hizo amigo de artistas como Brion Gysin que fue fundamental para consolidar su técnica narrativa de los cut ups basada en la espontaneidad. Ya con 52 años, a mitad de los sesenta se fue a vivir a Londres donde estuvo siete años, antes de volver a Nueva York.

Allen Ginsberg fue arrestado en 1949 cuando estudiando en la Columbia University se vió envuelto en el robo de un coche junto a otros beats como Herbert Hunckle y después de que se le apareciera en alucinaciones el poeta romántico William Blake acabó en el Instituto Psiquiátrico de la Columbia donde conoció a Carl Salomon quien le introdujo en el círculo literario. En 1955 cambió la historia de la literatura americana con la lectura de su poema Howl en la San Francisco Six Gallery (no se editaría hasta pasados largos juicios contra la censura hasta 1959).

images-1

Al año siguiente murió su madre y ahí empezó su vida como viajero. Se embarcó en solitario al Ártico. Se fue a ver Burroughs en Tánger. De ahí, se fue a Italia y la cruzó entera. Hizo lo mismo con Francia, hasta que llegó a Inglaterra, en compañía de su pareja Peter Orlovsky. A finales de los cincuenta volvió puntualmente a San Francisco donde durante la década siguiente se convirtió en una de los mentores de la contracultura hippie pero ya nunca dejó de viajar. En aquellos años visitó India, Tailandia, Camboya, Vietnam, Rúsia y Checoslovaquia. Escribió obras de teatro como Oh Calcuta ! o libros de poemas como Airplane Dreams, antes de convertirse en discípulo del gurú Chögyam Trungpa.

Jack Kerouac fue un viajero de cercanías en comparación con los anteriores. Neal Cassady le enseño a viajar a mitad de la década de los años 40, cruzaron Estados Unidos y más tarde se fue con Burroughs  a Méjico DF. Cruzar la frontera suponía entrar en un mundo de diversión, juerga nocturna con sexo, drogas y alcohol. Allí escribió Dr. Sax, bajo los efectos de la marihuana pero pronto dejó de viajar, regresó a NY y a mitad de los cincuenta se encontró sólo ya que sus amigos estaban todos viajando por el Mundo.

images-5

En la lectura de Howl, conoció al círculo de poetas de San Francisco quienes le introdujeron en el budismo. Gary Snyder le convenció para que pasara un verano en Desolation Peak, ejerciendo de guarda bosques controlando posibles incendios. Pasó casi cuatro meses en una cabaña y escribió Desolation Angels. La fama había devorado a Kerouac que ni con aquel periodo de meditación pudo salir de la depresión en la que había caído. Se recluyó en casa de su madre y debido al alcohol murió de cirrosis en 1968. El autor de uno de los libros más importantes de viajes fue el menos viajero pero tuvo la virtud de saber plasmar aquello que le transmitió Neal Cassady con su actitud vital.

altman_snyder_ginsberg-nyc-1966

Por último acabaré hablando de los viajes de Gary Snyder, uno de los beatniks menos conocidos pero que esencial como figura de transición entre éstos y los hippies. Nacido al norte de Seattle y educado en Portland, a los 18 años realizó su primer viaje, cruzando el país desde esta ciudad hasta Nueva York, donde trabajó en los muelles para acabar enrolándose en un barco que le llevó hasta Sudamérica. Pasó un tiempo conociendo distintos países hasta que volvió a EEUU vía Los Ángeles desde donde subió toda la costa oeste para finalizar este largo viaje en su hogar materno de Portland. Durante unos años trabajó como guarda forestal en las montañas de la provincia de Oregon y en 1952 se trasladó a San Francisco donde conoció a Alan Watts, Kenneth Rexroth y Alen Ginsberg. Unos años después, publicó uno de sus mejores libros de poemas, Earth, House, Hold, siempre vinculados a la comunión con la naturaleza. Esto sentimiento le llevó a viajar a Japón donde residió nada menos que durante diez años, viviendo en distintos monasterios de la vertiente rinzai del budismo zen. Allí fundó su propio ashram en la isla de Suwamse.

snyderonmat

En 1967 regresó a California para participar en el histórico Golden Gate Park Be Inn,  el momento climático del movimiento hippie. Tal vez, cansado de tantos años fuera de su país decidió asentarse en unos terrenos vírgenes en Sierra Nevada, comprados a su amigo Ginsberg, donde hoy tiene su rancho y su zendo japonés.

El personaje de Japhy Ryder que protagoniza The Dharma Bums (Los vagabundos del Dharma, 1958) de Kerouac es Gary Snyder. Sin duda es mi novela obra favorita de toda la producción de la Generación Beat (en algún momento escribiré sobre ella porque aquí no me queda espacio para ello). Simplemente, puedo decir que Snyder con sus ansias de vagar, espíritu de aventura, libertad, veneración por la alta montaña e interés por la meditación zen, supone un modelo casi perfecto de esa América progresista, disidente y comprometida que existe en algunos lugares de la costa oeste. Hoy en día es un activista comprometido del bioregionalismo, además de gran poeta y leyenda viviente que ha tenido la suerte de no ser tan conocido como sus otros compañeros de generación.

images-2

Su libro Passage Through India me llevó a rodar mi documental Rubbersoul, el viaje hippie a la India (disponible en www.filmin.es). En él  describe  los seis meses que pasó en India en 1952.

Gary Snyder fue el primer hippie y uno de los primeros viajeros modernos. Pienso que su filosofía de viaje es el punto de partida de eso que el sistema ha convertido en un negocio. Prometo no tardar en dedicarle una entrada en este blog.

Alexis Racionero Ragué

One Comment on “Viajeros de la Generación Beat

  1. Pingback: Cortázar, Ginsberg y la generación beat: Conversaciones en la California contracultural | PliegoSuelto

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *